A la hora de ponernos una mascarilla, es importante tener en cuenta qué tipo de piel del rostro tenemos, ya que no es lo mismo tenerla grasa, mixta, seca o normal. Además, también tendremos que saber cuál es la finalidad que buscamos, porque no será lo mismo hidratar que exfoliar por ejemplo.

Como sabes, tu piel es una parte del cuerpo que sufre notablemente con el estrés, con la vida tan ajetreada que llevamos y también con algunos hábitos como fumar, beber alcohol o tomar el sol en exceso.

Una buena noticia para esto es que con productos naturales, tú misma puedes prepararte una mascarilla facial que te ayude a eliminar células muertas, te hidrate la piel e incluso pueda reafirmar las líneas de expresión. Aquí tienes cinco ejemplos para tener una piel radiante con productos caseros.

Mascarillas caseras para hidratar, exfoliar y suavizar líneas de expresión

Si lo que quieres es hidratar tu piel, el pepino será tu aliado en esta ocasión. Para ello solamente tienes que pelar el pepino y triturarlo hasta que obtengas una pasta. Extiéndela por el rostro y déjala actuar durante un cuarto de hora aproximadamente. Después retírala con agua fría y notarás los efectos enseguida. También puedes hacerlo con fruta, con un plátano por ejemplo. Si lo mezclas con un yogur además notarás como tu cara gana en luminosidad.

Si tienes la piel seca, prueba a preparar una mezcla con medio aguacate maduro, una cucharada de miel y un plátano. Primero tritura el aguacate y el plátano y después añádeles un par de cucharadas de miel. Déjala actuar unos diez minutos.

Para pieles cansadas o con mucho estrés, lo ideal es preparar una mascarilla con 1 clara de huevo, 2 cucharadas de miel, 1 cucharada de Actimel y una cucharadita de zumo de limón. la miel es un alimento rico en vitaminas y aminoácidos que ayudará a purificar tu piel.

Para suavizar las líneas de expresión no hay nada mejor que 1 clara de huevo mezclada con 1 cucharada de aceite de oliva y medio limón exprimido. Primero debes batir la clara hasta ponerla casi a punto de nieve antes de añadirle el aceite y el limón. Deja que actúe unos veinte minutos.

Si tienes acné o granitos, lo mejor es triturar la mitad de un tomate y aplicarlo sobre ellos. Después retirarlo con agua tibia y observar los resultados.

Por último, también puedes preparar una mascarilla antioxidante si mezclas dos cucharadas de cacao en polvo o chocolate negro, 1 cucharada de aceite de argán o de oliva y 1 cucharada de crema hidratante.

 

Dejar respuesta