Cuando se va a una ciudad de visita, antes que decidir que itinerario se va a seguir para visitar la ciudad, hay que escoger cuál va a ser el sitio en el que se va a comer. Porque elegir entre un lugar u otro es importante para ahorrar bastante dinero durante el viaje.

¿Dónde comer cuando se visita una ciudad?

Por norma general los turistas tienden a asentarse cerca de la zona central de la ciudad, puesto que es allí donde se encuentran la mayoría de lugares que visitar. En el caso de encontrarse en estas zonas, lo mejor es ir a los restaurantes en las ramblas, especialmente los primeros días del viaje que es cuando se dispone de mayor capital y se puede uno permitir una comida un poco más cara.

Pero según va pasando el tiempo y la estancia en la ciudad va llegando a su fin, lo mejor es irse planteando el alejarse de la zona central de la ciudad para marcharse un poco más lejos. Y es que cuánto más lejos se está del centro, mucho más barato resultará comer en un restaurante. Que una ciudad como Barcelona, o Madrid, sea cara, no significa que todos los restaurantes sigan el mismo ejemplo.

¿Dónde es mejor comer al ir de visita a una ciudad?

Otra buena opción es optar por alternativas diferentes a restaurantes. Por ejemplo, ¿por qué un día no se come en un local de comida rápida? Son baratos y ayudan a ahorrar mucho dinero. También se pueden apostar por los buffets libres, que por poco dinero permiten a los clientes comer lo que les apetezca, y por las ciudades hay decenas de ellos, algunos especializados en comida occidental, otros en comida tradicional de la zona.

Hay que recordar que para disfrutar de la gastronomía de la ciudad no hay porque ir solo al centro de la misma, hay cientos de restaurantes repartidos por toda la ciudad que ofrecen sus platos tradicionales a diferentes precios y ahorrar no es imposible si se sabe buscar bien.

Dejar respuesta