¿Son los niños el futuro del planeta? Muchos tienen esta opinión, y por eso no escatiman en esfuerzos para hacer que las nuevas generaciones estén concienciadas con el medio ambiente. No obstante, ¿pueden hacer algo los padres para inculcar a sus pequeños las ideas de lo bueno que es reciclar?

Los padres también tienen que colaborar

Todo el peso de la educación de los hijos no puede recaer en las campañas de reciclaje que se hagan. No, los padres también tienen que colaborar y una buena forma es enseñarles sobre el reciclaje.

Pero, ¿cómo podían ayudarles? Al tirar la basura es posible que un niño no entienda muy bien el motivo de porque están tirando la basura en cuatro contenedores distintos. Sin embargo, ¿y si en casa también los hay? Si, existen ya contenedores en las tiendas que simulan los contenedores de reciclaje de las calles, y de este modo se puede separar mejor la basura antes de tirarla.

El importante papel de los padres en la educación de sus hijos

Otra buena forma es ayudándoles a aprender aprovechar los materiales reciclables. Si al niño le gusta mucho pintar, ¿por qué no usar el culo de la botella para poner la pintura? ¿Por qué no usar los canutos del papel higiénico para hacer figuras? ¿Por qué no enseñarle como aprovechar al máximo una hoja de papel antes de que la tire? Puesto que si dibuja en una hoja de papel, esa hoja luego puede convertirse en una excelente figurita, como una pajarita o un avión, con el que podrá jugar.

Aprender sobre el mundo del reciclaje es muy bueno para los niños, y cada vez son más las ideas que van apareciendo para que capte más su atención. Programas como Art Attack les ayuda a ver todo lo que se puede hacer reciclando cuatro materiales. Y si se les enseña las grandes maravillas que han logrado a hacer algunos con el reciclaje, quedarán tan maravillados que querrán contribuir.

Dejar respuesta