Aunque una reciente investigación ha revelado que el número de clientes en las discotecas está reduciéndose en más de 5% desde el 2014, especialmente debido a hábitos como el botellón y las nuevas aplicaciones para conocer gente, este modelo de negocio sigue siendo uno de los más rentables de España.

Cerca de un 40% de beneficio 

Son muchos los que acaban pensando que el abrir una discoteca es una forma de tener un negocio estable, porque si sabes dirigirla bien, ¿qué podría salir mal?

Algunos expertos en el sector han dejado claro que una discoteca es uno de los negocios más rentables del país, especialmente si es en una ciudad grande. Una idea de negocio que puede interesar a todo el mundo, teniendo un beneficio aproximado del 40% según declara Gianni Dasso, socio de la discoteca Bizarro.

La principal fuente de ingreso de una discoteca es, y siempre serán, sus entradas y la venta de licor. Claro que también se pueden obtener ingresos con los auspicios (una empresa paga para que pongas el logo dentro del establecimiento), pero estos cada vez están siendo menos utilizado.

Ahora, ¿qué es lo que realmente necesita una discoteca para tener éxito? Para comenzar un local bien ubicado, cerca del público objetivo y con circulación para poder captar a otros clientes que no sean tan potenciales y por supuesto un personal bien cualificado. Por ejemplo, puedes tener un barman que haga movimientos con la coctelera o unos bailarines que bailen sobre la barra al estilo “Bar Coyote”. Algunos optan por la contratación de gogós, pero, no todo el mundo tiene lo que hace falta para ser gogó dancer. Hay que escoger muy bien a las chicas y chicos que formarán parte de esta plantilla para tener éxito.

Bebidas, mobiliario… todo está claro que lo necesita una discoteca. No obstante, hay algo que necesita sobre todas las cosas, y es en lo que más fallan los novatos del sector: la publicidad. Nada de promocionarse en las calles con un chico vendiendo entradas, nada de utilizar anuncios en periódicos o en las calles. No, hay que utilizar las redes sociales, porque son la nueva forma de promoción que hay en pleno siglo XXI.

Solo así se puede conseguir que la discoteca despegue. Es más, también se pueden contratar a algunos famosos para que acudan a cantar, hacer algunos espectáculos y así se conseguirá captar todavía a muchos más clientes. ¿Será fácil? No, la mayoría fracasan en el camino. Pero si se tiene clara la meta, una discoteca puede acabar convirtiéndose en la número uno de la ciudad.

Dejar respuesta