¿Acaso crear algo nuevo no es algo que pueda hacer cualquier persona? Por norma general se piensa que las personas que sufren alguna enfermedad o discapacidad están limitados por su condición, pero está claro que no es así, pues ya se ha demostrado en varias ocasiones. Ahora la compañía Sony Entertaiment España quiere dar una oportunidad a las personas con autismo y síndrome de Asperger.

Seis consultores colaborarán con desarrolladores de videojuegos españoles

El desarrollo de videojuegos españoles está en plena alza, así que, ¿por qué no iban a participar las personas que forman parte de este colectivo en este apogeo? Por ello, la compañía ha firmado un acuerdo de colaboración con Specialisteme, una empresa social que proporciona formación y trabajo en el sector tecnológico a las personas que padecen autismo y el síndrome de Asperger.

Seis consultores han comenzado a colaborar con desarrolladores de videojuegos españoles, aportando así su gran pasión por los detalles, su capacidad visual y su perseverancia para detectar errores en el proceso de control de calidad final de títulos que próximamente saldrán a la venta para la consola Playstation 4.

Personas con autismo y Asperger se convierten en probadores de videojuegos

Los consultres que Specialisteme son personas que sufren autismo o síndrome de Asperger, y están probando un total de nueve proyectos españoles que están englobados dentro del programa de apoyo al desarrollo nacional de SIE España de nuestro país, conocido como Playstation Talents.

50 personas en total con autismo y Asperger, que han sido formadas por Specialisterne están trabajando probando software de todo tipo, desde algunas aplicaciones bancarias  hasta webs que todavía están en desarrollo. Pero con este programa la organización, junto con el apoyo de Animatoon Studio y Playstation España, se han formado a los primeros consultores que se encargarán de que algunos de los próximos títulos que verán la luz en el mercado para la cuarta consola se Sony tengan la calidad que los jugadores esperan de ellos.

Dejar respuesta