¿Es el trabajo igual para todos? Aunque los distintos países de la Unión Europea intentan que haya unas condiciones dignas para todos los trabajadores, sin hacer distinción de sexo, la verdad es que la realidad es muy diferente y que los jóvenes y las mujeres cobran mucho menos que los hombres adultos.

Unas cifras bastante preocupantes

Según los datos que han sido presentados por la oficina estadística comunitaria Eurostat, en Europa el 30,1% de los jóvenes que son menores de 30 años y el 21,1% de las mujeres reciben un salario bajo, por lo que son los más perjudicados. Esta situación, pues, afectaría a 1 de cada seis europeos.

Uno de casa seis trabajadores, un 17,2% en total, recibieron en 2014 un salario bajo, en otras palabras, igual a dos tercios, o menos, de la mediana del salario bruto por hora en su país.  No obstante, a todo esto hay que sumarle una gran diferencia en la que el género y la edad juegan un papel fundamental.

Salarios bajos, especialmente entre mujeres y jóvenes

Los hombres percibieron un 13,5% de sueldo bajo frente a un 21,1% de las mujeres, esto es lo que revela un estudio que se ha realizado entre personas que rondan la franja de los 30 a los 60 años. La cuota se sitúo en un 14%.

A la hora de determinar cuál es el salario de una persona, el nivel de estudios y el tipo de contrato juegan un papel muy importante. Así pues, las personas que tienen un bajo nivel de preparación, solo el 28,2% de los trabajadores cuentan con un suelo bajo, mientras que los que tienen estudios medios están muy cerca, con un 20,9%. Las personas con una educación superior se sitúa en un 6,4% de personas que reciben un salario bajo. En el caso de personas que tienen un contrato temporal, el 31,9% ganó un salario bajo, mientras que para los de contratación fija se redujo a la mitad.

Dejar respuesta