Las modas van cambiando, pero para todo. Antiguamente, la moda dictaba que las cortinas de una casa tenían que ser todas iguales, o por lo menos que combinasen unas con otras. Sin embargo, a día de hoy, es un elemento que sirve para decorar cada espacio del cuarto para sacarle el máximo partido a la ventana.

¿Cómo hay que colocar las cortinas?

¿Es una pregunta qué te has hecho alguna vez? Claro, tú y otros millones de personas que a la hora de optar por cambiar las cortinas, o poner unas nuevas no tienen muy claro lo que hacer. Lo mejor es optar por cortinas modernas, pero con un estilo que se adapte bien a la habitación. ¿El objetivo de esto? Qué puedes engañar a la vista y conseguir que una ventana pequeña, por ejemplo, parezca un poco más grande. El objetivo de una cortina no es solo impedir que la luz del sol resulte molesta, sino que además oculta el marco de la ventana.

Si estás buscando una cortina para el salón y el comedor, la elección siempre dependerá de la decoración de los muebles. Puedes optar por unas cortinas de color blanco, pero también por un estilo estampado. Lo que no es para nada recomendable es por optar por un estilo de cortinas limpio y por otro que resulte estampado. Además, si escoger unas cortinas que tengan un tono similar al color de la pared, te darás cuenta de que la sala parece un poco más grande.

En los dormitorios no solo hay que tener en cuenta los colores y el estilo de cortina en función del dormitorio, sino que además hay que buscar una forma de que estas gradúen adecuadamente la luz. Y para ello, hay que usar visillos ligeros, combinados con unas cortinas que tengan un forro diseñado para bloquear la luz.

Dejar respuesta