Danielle Lindemann es una socióloga americana que tiene una niña de apenas cinco años. Al leerle los cuentos de la famosa franquicia Disney, consideró que lo que decían los personajes de la historia no era adecuado para la educación de su hija, por lo que decidió hacer algo al respecto.

Mensajes feministas para su hija

Los que hayan crecido con las películas Disney recordarán a princesas como Jasmine, Ariel o a las más recientes como Elsa. Según muchos, estas princesas reflejan lo que nunca debe ser una mujer: una esclava del hombre que debe ocuparse de tareas del hogar. Algunos hacen alusión a este hecho en la película Cenicienta, en la que una joven, tras perder a su padre, es obligada por su madrasta a ocuparse de todas las tareas de la casa, al igual que Blancanieves.

Una madre llena los cuentos Disney de su hija con mensajes feministas

Al mismo tiempo, se ha crítico el hecho de que las princesas siempre tengan que ser salvadas por príncipes azules en batallas contra los malos. Aunque hay películas de la franquicia que han cambiado esta idea, como Encantada, Pocahontas o Brave, son muchos, como esta madre, quienes consideran que los mensajes de las películas no son los mejores para los más pequeños.

Por ello decidió coger un bolígrafo y en algunas de las páginas de los cuentos hizo algunas anotaciones. Por ejemplo, cuando a Jasmine su padre le explica que “¿Qué es una princesa? Una princesa debe ser valiente” la madre anotó que la joven protestaba con un “Mi cuerpo, mi decisión”. O cuando Ariel está investigando los “tesoros” que recolectaba en el fondo del mar y asegura que “a una chica le gustan ver cosas nuevas” la madre añadió “cómo un pago público por baja de maternidad”. Y así con todos los cuentos de la pequeña, cargándolos con mensajes feministas que no han sentado muy bien a compañeros de su campo.

Dejar respuesta